Es por todos conocido que la industria de viajes de placer, aunque no nació con la llegada del avión, sí comenzó con un crecimiento gradual, el cual se volvió explosivo con la llegada del B747, lanzado por Boeing en 1970. La tecnología ha estado relacionada con los viajes desde tiempos inmemoriales, no sólo permitiendo el comercio si no haciéndolo más cómodo, seguro y eficiente a cada momento. Pero actualmente, los cambios los vemos cada vez más profundos y frecuentes.

Comparte este artículo