Cada vez es mayor la preocupación de los viajeros por elegir destinos que sean responsables con el ambiente. Esto es muy importante para seguir llamando al turismo “la industria sin chimeneas”. Datos recientes colocan a ciudades de México como ecológicas. Un buen ejemplo es Mazamitla en Jalisco, un lugar conocido por sus cabañas y gran trato.

Comparte este artículo