Después de que Estados Unidos prohibiera a los pasajeros provenientes de ocho países islámicos transportar cualquier dispositivo electrónico de mayor tamaño que un Smartphone, Alexandre de Juniac, director general y Consejero Delegado de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), calificó como “poco eficaz” la medida impuesta por Estados Unidos y Reino Unido.

Comparte este artículo